Rolex

Consulte en cualquier diccionario. No hay ninguna palabra que defina lo que hacemos. No es "tradición", aunque nuestro oficio es atemporal. "Ilimitado" sería demasiado limitado. "Resistente" no sería suficiente. "Innovación" sería solo el primer paso. Esculpimos, pintamos y exploramos, pero ni somos exploradores, ni escultores ni pintores. Esto es lo único que sabemos hacer. Y lo único que seguiremos haciendo. No hay ninguna palabra que nos defina. Solo hay una manera de hacerlo. La Esencia Rolex.

 

 



La historia de Rolex y la de la relojería suiza están inextricablemente unidas. Pionera del desarrollo del reloj de pulsera, la marca es el artífice de muchas de las innovaciones relojeras más importantes y ha registrado más de 400 patentes a lo largo de toda su historia.

 

Rolex diseña y fabrica la totalidad de los componentes esenciales de sus relojes, desde la fundición de las aleaciones de oro hasta el ensamblaje de cada uno de los elementos del movimiento, de la caja, de la esfera y del brazalete, pasando por la fabricación de las piezas y el acabado.

 

 

Símbolo de hermeticidad
 

La caja Oyster es uno de los elementos determinantes de la excelente reputación de los relojes Rolex. Símbolo de hermeticidad y robustez, modelo de proporciones y elegancia, combina de un modo deslumbrante forma y función, sea cual sea el material en el que esté fabricada: acero 904L, oro de 18 quilates o platino 950.

 

La caja Oyster constituye un hito fundamental en la historia de la relojería contemporánea. Inventada por Rolex en 1926, es la primera caja de reloj de pulsera hermética del mundo, gracias a un sistema patentado de bisel, fondo y corona enroscados sobre la carrura.

 

 

Corona

 

La corona de cuerda, pequeña obra maestra de excelencia técnica, consta de unas 10 piezas y se atornilla a un tubo que es parte integral de la caja del reloj. Es así como Rolex, por primera vez en la historia de la relojería, logró crear una corona de cuerda hermética —una interfaz entre el interior sellado y protegido del reloj, y el agua y los elementos indómitos del mundo exterior.

 

La corona no sólo sella herméticamente la caja, sino que además es el acceso a las funciones clave del reloj. La corona puede ser tirada hacia afuera para ajustar la hora, fecha, día o huso horario, o de ser necesario, para dar cuerda manualmente al reloj. Las coronas de cuerda Rolex Twinlock y Triplock cuentan con dos o tres zonas selladas en su interior para garantizar una hermeticidad digna de la escotilla de un submarino.

 

 

Bisel
 

Para Rolex, el diseño y la funcionalidad suelen ir de la mano. Esto es especialmente cierto en el caso del bisel, un componente esencial de la marcada identidad visual de los relojes Oyster. A lo largo de los años han surgido biseles de distintas formas con nuevas funciones según el tipo de reloj.

 

En un principio, el diseño estriado del bisel Oyster tenía una función específica: servía para atornillar el bisel a la caja garantizando la hermeticidad del reloj. Además, era idéntico al acanalado del fondo de la caja, atornillado a ésta por la misma razón, mediante herramientas específicas de Rolex. Con el tiempo, el estriado se convirtió en un elemento puramente estético, una auténtica característica distintiva de Rolex. En la actualidad, el estriado es una marca de distinción y está disponible únicamente en los modelos en oro.

 

 

Una oda a lo invisible
 

Escondido en su caja hermética, el movimiento Perpetual es invisible para quien lleva el reloj. Solamente los relojeros certificados por Rolex pueden tener acceso al movimiento con sus herramientas especiales. Sin embargo, cuando se tiene el honor de observarlo, este exquisito mecanismo, reconocido en todo el mundo por su precisión cronométrica, puede ser apreciado por lo que realmente es: una obra de arte, un magnífico universo en miniatura, una infinidad de formas, figuras, volúmenes, colores y superficies, algunas pulidas, algunas satinadas, otras perladas, siempre con el mayor cuidado y atención.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Relojería AR, SL - Diseño Sevilla Creativa